Un monaguillo confesó haber iniciado el fuego en la catedral de Nantes

Un voluntario de la diócesis confesó haber sido el autor del fuego que se produjo la semana pasada en la catedral de Nantes, en Francia. El autor, un demandante de asilo ruandés de 39 años, reconoció los hechos tras ser detenido por segunda vez después de que hace una semana ya hubiese sido arrestado y posteriormente liberado bajo la misma sospecha. «Mi cliente ha cooperado. Lamenta amargamente los hechos y reconocerlo ha sido una liberación para él. Hoy está roído por los remordimientos y sobrepasado por la dimensión de los acontecimientos», explicó al diario regional Presse Océan su abogado, Quentin Chabert. El hombre reveló ante el juez de instrucción haber iniciado dos fuegos en los órganos del templo y otro en un panel eléctrico, después de haber cerrado él mismo la catedral el día anterior, explicó el fiscal de Nantes, Pierre Sennès, al mismo medio. El autor del incendio fue arrestado el sábado por la mañana después de que la policía apreciase contradicciones en su primer relato y durante la madrugada fue puesto a disposición del juez, que lo imputó por los cargos de «destrucciones y degradaciones por incendio».