Un rol crucial

El intendente de Pehuajó, localidad del noroeste bonaerense, analiza el papel del cooperativismo en su ciudad. También expone las problemáticas que aquejan a la zona a raíz de las medidas económicas de la actual administración nacional.


Mirada interior. «Creemos que hay que salir de la estructura primaria de producción». (Horacio Paone)

Ubicada en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, Pehuajó, cabecera del partido homónimo, es una ciudad de 32.000 habitantes donde, como en muchas otras regiones del interior, la economía social está presente en diversos sectores. De hecho, la localidad declaró de interés municipal la educación cooperativa e integra la Red de Municipios Cooperativos. Cuenta con una filial del Banco Credicoop, cooperativas de tamberos, textiles y de obras públicas, entre otras.
«El servicio del banco es esencial –señala el intendente de la ciudad, Pablo Zurro–, llega a los jubilados, cumple una función social muy importante y además es una entidad crediticia que está con los sectores más pequeños, fundamentalmente los ligados a la mecánica del campo y del valor agregado que son muy importantes». Pehuajó tiene actividad fundamentalmente agrícola ganadera, aunque desde el municipio se apuesta a fomentar el agregado de valor a los productos del campo. De hecho, existen en industrias de diversos rubros y un parque industrial para emplazar dichos emprendimientos. Sin embargo, el actual escenario económico, con medidas como la apertura de importaciones, afecta a la dinámica de la zona, aquejada además por problemáticas como las inundaciones.
«En esta política que tienen Mauricio Macri y María Eugenia Vidal se están quedando afuera las pymes, se están quedando afuera las cooperativas, se está quedando afuera el país del consumo, se está quedando afuera todo aquello que nosotros producimos. Si no potenciás la industria nacional, hay sectores que se caen. Un ejemplo en Pehuajó es el de los productores de cerdos, afectados por la importación de cerdos de Dinamarca. Están pagando a los tamberos 4,90 pesos el litro de leche y en la góndola se vende a 18 pesos. Y para enfrentar esto tenemos que estar todos juntos, y en esto obvio que forma parte el cooperativismo. Acá lo que se está discutiendo es el proyecto de país y la redistribución de la riqueza», señala Zurro.
Las condiciones de la zona también afectan a la localidad: Pehuajó, por sus características geográficas, es una zona inundable. Sin embargo,  Zurro advierte que se recibirán menos fondos para enfrentar esta contingencia. «La gobernadora bajó el dinero de coparticipación que recibe Pehuajó en un 1,81%, y además no se incluyó a Pehuajó entre los 15 municipios que están en un proyecto para solucionar el problema del agua en el noroeste de la provincia de Buenos Aires. Esto es muy discriminatorio».
–¿Cuáles son los sectores más pujantes de la localidad, además del campo?
–Hay muchas industrias pehuajenses, tenemos ya radicadas 19 o 20 en el parque industrial, la más importante de ellas es una planta de procesamiento de girasol confitero, y se estaba potenciando mucho con el gobierno anterior. Lo que pasa es que ahora ya no depende de un parque industrial que esté en buenas condiciones. Con un proyecto de país como el que se está llevando adelante, es imposible avanzar. Nosotros consideramos que hay que salir de la estructura primaria de producción, defender la actividad agrícola ganadera, que es la base del partido, pero con valor agregado.
–¿Cuál es a su entender el rol del Estado?
–El Estado es quien le resuelve los problemas a la gente, da soluciones, por eso debemos potenciarlo. Estoy totalmente en desacuerdo con las privatizaciones, algo que ya vimos en el menemismo. El Estado potencia que la gente se puede hacer cargo de su lugar, en este caso, Pehuajó, o el lugar que fuese. Hoy estamos haciendo el centro oncológico más importante de todo el oeste bonaerense. Y esto sirve para que la gente no deba trasladarse. Hoy, quien se enferma de cáncer tiene que ir a atenderse a La Plata, a Córdoba. Lo más cercano que tienen es Bahía Blanca o Junín. Hay, en torno a nuestra ciudad, 250 kilómetros radiales donde no hay nada. Entonces Pehuajó va a atenderse a 9 de Julio, a Carlos Casares, a Carlos Tejedor, a General Villegas, a Trenque Lauquen, a Carlos Pellegrini, a Bolívar. Eso es enormemente importante. Eso es para nosotros el rol del Estado.