Usina de cultura

Artistas, diseñadores, comunicadores y cineastas conforman la cooperativa que, en la Ciudad de Buenos Aires, organiza obras de teatro y recitales. Además brindan servicios como producciones fotográficas, organización de eventos y talleres.

Martín Silva. El grupo cooperativo presentando Canciones que pasaron de moda. (Juan C. Quiles/3 Estudio)

A partir del encuentro interdisciplinario entre musicoterapeutas, actores, fotógrafos, diseñadores, programadores, comunicadores y realizadores audiovisuales, nació la Cooperativa de Trabajo La Comuna en Red, un colectivo de la Ciudad de Buenos Aires que se propuso poner en marcha un laboratorio de producción artística y cultural. «La mayoría nos conocimos en la facultad cuando estudiábamos Musicoterapia y armamos la banda Martin Silva & Los Artefactos de Ahora. Después nos fuimos juntando de manera colaborativa con otras personas que compartían nuestras mismas necesidades e inquietudes», recuerda Silva, músico, compositor, docente y tesorero de la cooperativa. Entre los nuevos miembros que se sumaron a la propuesta del grupo está Carolina Balduzzi, actriz, gestora cultural y realizadora audiovisual. «Confluimos en ideas, propuestas e iniciativas y nos dimos cuenta de que la mejor forma de viabilizar todas estas energías era a través de la integración cooperativa, que fue la que nos permitió, de manera eficiente y eficaz, concretar nuestros objetivos artísticos y laborales», señala la presidenta de la entidad.

Sin fronteras
La dinámica de trabajo no tiene fronteras geográficas, ya que en la cooperativa participan miembros que trabajan desde diferentes lugares, potenciando, de este modo, el accionar de La Comuna en otros territorios. «Tenemos un compañero que se fue a estudiar a Brasil pero que sigue colaborando con nosotros. También está Nadia, que si bien decidió volver a su provincia natal, Santiago del Estero, continúa formando parte del núcleo duro de la cooperativa», cuenta Carolina.
A las propuestas artísticas (obras de teatro, recitales, realizaciones audiovisuales) se suman servicios como la grabación de discos, armado de dossiers, producciones fotográficas, organización de eventos, talleres, gestión cultural, promoción y difusión. Asimismo el espacio desarrolla talleres de música, danza y teatro. Las propuestas están orientadas a niños, jóvenes, adultos, tercera edad, además de instituciones y empresas. La Comuna en red comenzó intercambiando experiencias colaborativas con otros grupos, entidades y organizaciones, y a medida que la gestión se fue afianzando, las posibilidades de trabajo se ampliaron. «Surgieron nuevos emprendimientos como la realización de videoclips para diferentes bandas y la producción de spots y cortos institucionales», explica Martín. «La pata artística es bastante compleja en términos de rentabilidad, y requiere estar muy atentos y en un proceso de aprendizaje constante», advierte el tesorero. «Nos ayuda mucho el hecho de conocer desde adentro las necesidades de las distintas áreas del arte y de la cultura a las que nos orientamos. Eso facilita y dinamiza enormemente nuestra tarea a la hora de dar respuesta a los requerimientos que nos hacen nuestros posibles clientes», señala Carolina, quien destaca el trabajo en equipo que sustenta a los proyectos.
La musicoterapia atraviesa desde sus orígenes a La Comuna en red. «Esta disciplina se desarrolla bajo el paradigma de salud mental y, en ese marco, la música actúa como herramienta fundamental para producir cambios en el aspecto psicoemotivo o motriz de cualquier persona que lo necesite o que tenga interés. La música ofrece espacios de socialización y un ámbito lúdico para conocer las formas expresivas y los modos de comunicación de cada uno», sostiene la musicoterapeuta Laura Rosalía Condorí, también asociada de la cooperativa y tecladista y corista de banda.
Martin Silva & Los Artefactos de Ahora lanzó recientemente su primer disco Canciones que pasaron de  moda. Vol.1. Luego de una seguidilla de conciertos que llevó al grupo de gira por el norte de la provincia de Buenos Aires y la Costa Atlántica, la banda presentó un show en vivo en el Galpón B del barrio porteño de San Cristóbal.