Vamos Pokémon


Nueva York. Fanáticos del juego de Nintendo persiguen pokemones en el Central Park.

 

El 15 de julio pasado miles de personas asaltaron el Central Park de Nueva York para cazar un Vaporeon, una criatura celeste difícil de conseguir y solo visible en sus teléfonos. Eran jugadores de Pokémon Go, una aplicación  de realidad aumentada para Android o iOS, lanzada solo una semana atrás, pero que ya contaba millones de descargas. El juego original lo lanzó Nintendo en 1996 y de allí salieron dibujos animados, cartas y un variado merchandising; ahora viven su revival interactivo. ¿Cómo funciona el actual Pokémon Go? El jugador recibe avisos en su celular cada vez que una criatura está cerca y debe apurarse para atraparlo antes de que huya. Al mirar el mundo a través del celular, ve sobreimpreso al pokemón en su pantalla y puede capturarlo con una bomba virtual. También puede sumar más criaturas en combates o intercambiar con amigos. Como el juego está geolocalizado, los jugadores deben recorrer la ciudad en busca de nuevas presas para completar el álbum virtual. El juego es gratuito, pero vende recursos adicionales. Además permite a Nintendo, cuyas acciones no paran de aumentar de valor, capturar enormes cantidades de datos sobre los usuarios que pueden aprovechar o vender.