Vera denunció a Ocaña por enriquecimiento ilícito

El referente de la ONG La Alameda, ex legislador porteño y amigo del papa Francisco, Gustavo Vera, denunció a la diputada de Cambiemos, Graciela Ocaña, por enriquecimiento ilícito, negociaciones incompatibles con su condición de funcionaria pública y falsedad maliciosa en la presentación de su declaración jurada del año 2016. Según la acusación de Vera, se advierte un «notable» crecimiento del patrimonio de Ocaña, que en el transcurso de un año pasó de 1,5 millones de pesos a cuatro millones. Por su parte, la diputada reaccionó afirmando que está siendo objeto de una operación mediática. A su vez, Vera presentó la causa penal a través de su representante legal, Daniel Llermanos, abogado del líder camionero, Hugo Moyano, y que recayó en el juzgado de Julián Ercolini. Vera sostiene que en la declaración jurada se pueden apreciar «además de incrementos patrimoniales no justificados, diversas inconsistencias». Entre las mismas, la demanda destaca la compra de un inmueble de 59 metros cuadrados en la ciudad de Buenos Aires a través un crédito otorgado en 2013 y cuya valuación ascendería 630.000 pesos, pero que para los denunciantes «este importe sería inferior al real».