Vialidad privada por decreto

El gobierno de Mauricio Macri creó, Corredores Viales S.A., una sociedad anónima que realizará las obras que hoy está en manos de Vialidad Nacional: la construcción, mejora y reparación de rutas y autopistas de jurisdicción nacional. La sociedad fue creada por medio de un decreto publicado en el Boletín Oficial con la justificación de que es «prioritaria la construcción de obras de infraestructura vial». El principal accionista de Corredores Viales es el Ministerio de Transporte, que tiene el 51 % del capital social de titularidad del Estado nacional. El 49% restante quedó en manos de la Dirección Nacional de Vialidad. El reparto de las acciones quedó establecido en el decreto 794/2017, a partir del cual se aprobó el Estatuto Societario de la entidad, que de todos modos faculta a la Asamblea de Socios para aprobar modificaciones. La asamblea societaria tiene atribuciones de hacer cambios como, por caso, incorporar otros socios privados a la empresa. El mismo decreto señala en sus considerandos que «en caso que el interés público lo requiera podrán participar de la sociedad personas de carácter privado».