Vulnerabilidad en el sistema de sorteos judiciales

La Comisión de Administración y Financiera del Consejo de la Magistratura dictaminará sobre tres informes que determinaron que el sistema de sorteos de causas judiciales es vulnerable, fácil de espiar, ofrece posibilidades de «sesgar» resultados y carece de controles. Este lunes se conoció el último reporte que recibieron los consejeros, que fue enviado en enero por la Sindicatura General de la Nación (Sigen), organismo de control del Poder Ejecutivo,  que señala que el mecanismo informático que se usa para asignar causas «presenta falencias» y, por ejemplo, se podría mirar el bolillero electrónico y anticipar el próximo sorteo. El problema de la falta de transparencia y las falencias técnicas del sistema informático quedó en evidencia cuando el Tribunal Oral Federal 9 –conformado por jueces que eligió la mayoría oficialista del Consejo– empezó a recibir las causas más resonantes vinculadas con el kirchnerismo, desde la de Lázaro Báez por lavado (a la que se sumó la de la obra pública) y la del Memorándum con Irán, con Cristina Fernández de Kirchner como principal acusada.