Deportes | ROGER FEDERER

La leyenda del tiempo

Roger Federer estuvo 405 días sin jugar. A los 39 años, después de dos operaciones en la rodilla, el suizo volvió al circuito en el Abierto de Qatar. Pero la costosa victoria en el debut frente al británico Daniel Evans le valió también un desgaste que derivó en la derrota frente al georgiano Nikoloz Basilashvili en cuartos de final. No solo fue la eliminación, la caída también hizo que Federer decidiera no jugar la semana siguiente en Dubai. «Es mejor volver a entrenar», dijo. Habrá que esperar para verlo otra vez en la cancha.
Pero lo que también despertó el regreso del suizo fue un debate sobre el ranking. Porque a pesar de la larga inactividad, a mediados de marzo Federer se mantenía en el sexto lugar. Es que, con la pandemia, la ATP, en sintonía con el Consejo de Jugadores, donde el suizo mantiene un puesto, decidió congelar los puntajes de 2019. De hecho, hasta agosto de este año los puntos que se hubieran obtenido en 2019 seguirán contando en un 50%, algo que beneficia a los top y perjudica a los tenistas que acumularon puntos en el último período.
Alex Zverev, séptimo del mundo en el ranking, fue uno de los que levantó la voz. «Federer –dijo el ruso– está haciendo su propio ranking, cambió el método de clasificación para protegerse. Es irresponsable y simplemente incorrecto. En mi opinión, se aprovecha de su puesto en el Consejo de Jugadores. Sin el cambio en el sistema de clasificación, Roger Federer no estaría entre los 50 primeros». Aunque dijo que era fan del suizo, Zverev cargó contra esa decisión.
Mientras se mantiene la discusión, Federer se prepara para llegar en las mejores condiciones a Wimbledon, quizá su gran objetivo para volver a ganar un Grand Slam. La última vez que llegó a la final en Londres fue en 2019. La perdió con Novak Djokovic el actual número uno del mundo. El suizo quiere esa revancha.