Deportes

Leones en crecimiento

Con una nueva conducción, el seleccionado logró dar un salto de calidad que lo acerca a los mejores equipos del mundo. Desafíos trascendentes en 2014 y apuesta a futuro.  
Positivo. El equipo de Retegui consiguió muy buenos resultados en la temporada. (Télam)

La llegada de Aníbal Fernández en abril de este año a la presidencia de la Confederación Argentina de Hockey (CAH) generó alguna polémica en el ambiente, que se calmó rápidamente cuando la bocha comenzó a rodar por el césped. Apenas asumido su nuevo rol, una de las decisiones más importantes que tomó el senador nacional fue la de ubicar a Carlos Retegui como entrenador del seleccionado masculino en lugar de Franco Nicola, quien había asumido tras los Juegos Olímpicos de Londres. Retegui comenzaba así su segundo ciclo al frente de Los Leones, tras haber estado cuatro años con el combinado nacional femenino, con el que consiguió una muy meritoria medalla de plata en Londres 2012, aunque la relación con algunas jugadoras no terminó del todo bien. Más allá de algún problema de convivencia interno, el paso del Chapa –tal como se lo conoce al entrenador– por Las Leonas, fue casi revolucionario, al menos desde lo metodológico. Retegui es un DT obsesivo, trabajador e intenso, y exige el mismo compromiso y dedicación a sus dirigidos. Mientras estuvo entrenando al seleccionado femenino, renovó parte del plantel, aplicó un método de trabajo arduo que consistía en entrenamientos en triple turno, y en la cancha un esquema de presión constante, con un juego muy físico. Así, los resultados deportivos se fueron dando, aunque, como se mencionó, el final del ciclo vino por un desgaste en la relación.   Base sólida Ya en su nueva función como DT de Los Leones, apodo que impusieron los propios jugadores, Retegui empezó a sacar réditos dentro del campo de juego. La buena performance que tuvo su equipo en las semifinales de la Liga Mundial disputadas en Malasia en junio de este año, le dieron al conjunto nacional la clasificación al Mundial de Holanda 2014 y también a la etapa final de la Liga Mundial, que se jugará en India en enero. El calendario del hockey cambió justo esta temporada. La aparición de la Liga Mundial, un torneo que se disputa a lo largo de dos años, hizo que otra competición muy tradicional en este deporte, como el Champions Trophy, pase a disputarse cada dos años en lugar de hacerlo anualmente. De todas maneras, el Champions Trophy tendrá edición en el 2014, para la cual Argentina también está clasificada por haber ganado el Champions Challenge I, un clasificatorio disputado en Rosario en diciembre de 2012. De este modo, serán tres los torneos importantes que tendrá el equipo dirigido por Retegui el año que viene: en enero, deberá viajar a Nueva Delhi para jugar la etapa final de la Liga Mundial ante el local India, Alemania, Australia, Inglaterra, Holanda, Nueva Zelanda y Bélgica; el 31 de mayo, el conjunto nacional disputará el Mundial en La Haya, Holanda; y en diciembre deberá volver a India para jugar el Champions Trophy, un torneo que se disputa desde 1978 y al que Argentina sólo pudo clasificar en 4 oportunidades. El seleccionado masculino no es un equipo joven, viene trabajando hace muchos años con la base del plantel que salió campeón mundial junior en 2005. A Matías Rey, Pedro Ibarra, Lucas Vila, Lucas Rossi y Agustín Corradini se les suman gente de experiencia como el arquero Juan Manuel Vivaldi, de 34 años, y el delantero Guillermo Schickendantz (35), aunque también hay grandes promesas como Guillermo Peillat, de apenas 20 años, quien ya es considerado como uno de los mejores ejecutores de corner corto del mundo (una jugada que se asemeja a un penal con barrera, y es la vía por la cual viene la mayoría de los goles en el hockey).   Intensa preparación Uno de los ejes fundamentales del trabajo del entrenador Retegui será seguir ensamblando a este equipo que promete mucho y que, al menos durante 2013, rindió por encima de lo que dice el ránking mundial, donde figura en el décimo lugar. Hoy, por lo mostrado en la Liga Mundial y en el Champions Challenge, Argentina ya se puso entre los mejores 8 equipos del mundo. De todas maneras, Retegui, cuando asumió su cargo en mayo, no se fijó objetivos en cuanto a resultados: «No prometemos resultados sino doble y triple turno de entrenamientos y dedicarnos a full. Sí prometemos trabajo, compromiso y alegría, y que contra Argentina va a ser difícil jugar». El proyecto de Retegui tiene un objetivo final, a mediano plazo, que son los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. La clasificación no será fácil pero si la Selección mantiene el nivel mostrado durante este año, más el aporte de Retegui desde el banco, las chances de ir a Brasil son muchas, fundamentalmente porque se trata de un equipo con ambiciones y dispuesto a mejorar las actuaciones de los últimos años. La buena actualidad del hockey nacional colocó definitivamente a Argentina en el mapa de los países más tradicionales del deporte, a pesar de que la competición interna es amateur, más allá de la aparición del Enard que aporta plata para los jugadores que visten la camiseta albiceleste. Si bien Argentina ya venía organizando eventos importantes, casi siempre se trataba de torneos femeninos. Pero para 2015 y 2016, nuestro país será sede de dos campeonatos masculinos de relevancia: en 2015, las semifinales de la Liga Mundial; y en 2016 el Champions Trophy. ---Germán Esmerado