Deportes

Técnicos de exportación

Una camada de entrenadores argentinos viene abriéndose paso en Sudamérica a partir de continuos éxitos en clubes y selecciones. Radiografía del fenómeno.  
Conductores. Díaz, Sampaoli y Costas, algunos de los representantes albicelestes en la región.

Las acciones de los entrenadores argentinos cotizan alto en Sudamérica, con solo repasar sus desempeños en los últimos años. Este suceso de técnicos «made in Argentina», que se consolida en la región, no discrimina entre seleccionadores y entrenadores: Jorge Sampaoli es aclamado en la Selección de Chile, Néstor Pekerman, en Colombia, y hasta Néstor Clausen fue DT de Bolivia hace unos meses por solo un partido, además de otros 26 técnicos que actúan en ligas sudamericanas. 2014 fue evidencia de su éxito. A nivel clubes, Costas fue campeón en Colombia con Independiente Santa Fe, Daniel Ahmed se consagró en Perú con Sporting Cristal, y Gustavo Quinteros hizo lo propio en Ecuador, al frente de Emelec. Razones más que suficientes para que todo el continente salga a la caza de los técnicos albicelestes. En ese sentido las estadísticas, frías muchas veces, no hacen más que comprobar esta tendencia. Por caso, de los últimos 17 campeones del fútbol chileno, 10 fueron dirigidos por entrenadores argentinos: Sampaoli se consagró cuatro veces consecutivas con Universidad de Chile (incluida la Copa Sudamericana); Claudio Borghi reescribió los libros siendo tetracampeón con Colo-Colo, en tanto Marcelo Barticciotto, Hugo Tocalli, Juan Antonio Pizzi y hasta Eduardo Berizzo, de irregular paso por Estudiantes de La Plata, fueron también campeones en los últimos años. Ahora la tarea la debe continuar Pablo Guede –quien llegó a Palestino tras conseguir el ascenso de Nueva Chicago al Nacional B– Facundo Sava y Dalcio Giovagnoli, los otros tres representantes del otro lado de la cordillera. Ecuador es, probablemente, el país con más devoción por los entrenadores argentinos. Entre Emelec y Barcelona, el superclásico ecuatoriano (ambos de Guayaquil), tuvieron 23 técnicos de nuestras tierras en los últimos 14 años. Ahora, el cerebro del Emelec bicampeón es otro argentino: Gustavo Quinteros. Pero en Ecuador también se coronaron Gustavo Costas, Carlos Ischia y Rubén Insúa, mientras que el nombre de Edgardo Bauza es motivo de reverencia por aquellas tierras, dado que fue campeón en 2007 y 2010 con Liga Universitaria de Quito, además de consagrarse con ese club en la Libertadores de 2008. Una cifra que puede resumir todo: los entrenadores argentinos tienen más títulos que los propios ecuatorianos, 19 contra 15. En la edición 2015 del torneo habrá 5 DT argentinos (Quinteros, Julio Toresani, Luis Zubeldía, Jorge Célico y Julio Asad). En Colombia, tras la excepcional tarea del Seleccionado en el Mundial, la imagen positiva de Pekerman no para de acrecentarse. Y los clubes siguen el ejemplo. Costas alcanzó el título con Independiente Santa Fe de Bogotá e igualó así el récord de José Mourinho –campeón en Portugal, Italia, Inglaterra y España–, al coronarse en Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú. Además de Costas, este año dirigirán Oscar Quintabani, Ricardo Lunari y Hernán Lissi en Colombia. Perú no es la excepción a la regla. En 2013, Ángel Comizzo –ex arquero de River– fue campeón con Universitario, el club más ganador del fútbol peruano que, en los últimos 10 años, contrató a nueve entrenadores de nuestro país. El torneo de 2015 contará con 6 argentinos: el defensor del título, Daniel Ahmed, Mariano Soso, Carlos Leeb, Roberto Pompei, Walter Lizárraga y Cristian Díaz.   Imagen positiva En Paraguay, Nery Pumpido y Gerardo Martino abrieron el camino: el primero se consagró campeón de América con Olimpia en 2002, mientras que el actual conductor del Seleccionado argentino ganó títulos en Libertad y en Cerro Porteño, y llevó a Paraguay hasta los cuartos de final del Mundial 2010. Ahora, la Asociación paraguaya contrató a Ramón Díaz para guiar a la albirroja en la Copa América y camino a Rusia 2018. En el ámbito doméstico solo hay dos entrenadores de nuestros pagos: Pumpido volvió a Olimpia y Leonardo Astrada a Cerro Porteño. También Bolivia tendrá fuerte presencia argentina en 2015: Chocho Llop, Néstor Craviotto, Claudio Marrupe y José Rossi serán los embajadores. No obstante, existen salvedades. Uruguay y Brasil, dos países con gran tradición futbolera, no tienen representantes de relieve. En la República Oriental, a pesar del título conseguido por Marcelo Gallardo con Nacional, en 2012, solo habrá un entrenador argentino, Jorge Vivaldo en Sud América, mientras que Brasil históricamente ha sido un territorio hostil para los entrenadores argentinos. Ricardo Gareca, el último técnico en dirigir en ese país, fue despedido de Palmeiras luego de 12 partidos. Pese a ello, los técnicos argentinos gozan de un reconocimiento especial en la región a raíz de los éxitos acumulados y de dotar a sus equipos de un estilo de juego ambicioso, en muchas ocasiones, y aguerrido, en otras. De ahí el interés de clubes y asociaciones por contar con sus servicios. Un fenómeno que crece en Sudamérica y que no ha aminorado en Europa, donde Marcelo Bielsa y Diego Simeone –conductores de Olympique de Marsella y Atlético de Madrid respectivamente– se erigen como los principales referentes de la legión nacional. ---Gastón Bourdieu