Opinión

Juan Carlos Junio

Dirigente cooperativista

Una nueva etapa

Los primeros pasos de la ministra de Economía Silvina Batakis reflejan algunas cuestiones conceptuales para analizar. En primer lugar, la consolidación de la unificación interna del Gobierno, tras la conmoción por la renuncia de Martín Guzmán, que se revela en el sólido apoyo político a la nueva titular del ministerio por parte de los distintas corrientes que integran el Frente de Todos. La funcionaria ostenta de este modo una fortaleza que su predecesor no tenía.
En ese marco, no se puede soslayar la complejidad de la situación, ya que existe un clima intoxicado, propiciado por sectores del poder económico concentrado, tendiente a generar una situación de desestabilización. La especulación con el dólar ilegal, la reiterada campaña de incremento abusivo de los precios, junto con la circulación de rumores de default o de la renuncia del presidente, conforman un ataque político amalgamado por sectores financieros y medios de comunicación que se hacen eco y amplifican, como se vio en la conferencia de prensa de la vocera del Gobierno en la que le preguntaron si el presidente va a renunciar. Es una operación tendiente a horadar políticamente al Gobierno.
En sus primeras definiciones la ministra enmarcó la situación local en un contexto global de desequilibrios, señalando que si bien en Argentina sufrimos una alta inflación, con características propias, es un proceso mundial en el que, cada uno en su rango, casi todos los países atraviesan esta grave dificultad.
Batakis señaló que cree en la matriz productiva, en la creación de trabajo, en incrementar las exportaciones, enunciados generales que tienen un claro valor ideológico y que marcarán un rumbo. También afirmó que es partidaria de sostener el equilibrio fiscal, aunque aclaró que el déficit es una herramienta de política económica, y que el Estado debe mostrar solvencia, lo cual posibilita atender a los más necesitados. Sin dejar de recordar que la situación actual mucho tiene que ver con el endeudamiento por 100.000 millones de dólares generado por el macrismo, la ministra descartó una devaluación y aseguró que el Gobierno cumplirá con la deuda en pesos, respondiendo a lo que llamó «rumores con malicia».
Finalmente, no puedo dejar de considerar que en la conferencia de prensa de anuncio de medidas no se abordaron temas nodales como, por ejemplo, la relación entre el ingreso popular y los precios, especialmente de los alimentos. Se entiende que el objetivo primordial haya sido descomprimir la situación de los mercados financieros, frenar los ataques especulativos y las remarcaciones de las corporaciones monopólicas. Sin embargo, en el marco de unidad alcanzado en los últimos días, se espera que todo lo que tiene que ver con la deuda social interna, lo mencionado de la ecuación aumento de precios versus salarios e ingresos de la población, así como la situación de pobreza que afecta a millones de argentinos, sea el eje de las próximas medidas que se anuncien. 

Batakis. La sucesora de Guzmán anunció sus primeras medidas en conferencia de prensa.

Foto: Noticias Argentinas