Opinión

Juan Carlos Junio

Dirigente cooperativista

Una nueva fase de disputa

Tiempo de lectura: ...

Primer viaje. Milei junto a Nicolás Posse y Luis Caputo antes de volar a Estados Unidos.

Foto: NA

Los análisis políticos de los últimos días están en gran parte relacionados a las negociaciones, que debieran ser reservadas, para la conformación del nuevo gabinete. Lo que trasciende muestra discrepancias entre los dos aliados: el presidente electo, Javier Milei, y el exmandatario Mauricio Macri. De cualquier manera, se observa que la presión del líder del PRO ha obtenido sus frutos, ya que ese sector estaría ocupando las carteras de Economía y Seguridad.
Más allá de sus discrepancias, lo cierto es que comparten la inspiración ideológica, nutrida de los ultraliberales clásicos, del «thatcherismo» y sus expresiones locales: el neoliberalismo de Martínez de Hoz, retomado años después por Carlos Menem y Domingo Cavallo. 
Lo esencial es que, más allá de la inexperiencia política del equipo triunfante, lo predominante es la disputa de los grupos de poder, tanto transnacional como local, para apropiarse de los resortes del futuro Gobierno en pos de asegurar sus negocios.
Se debe tener en cuenta otros factores que aparecen con fuerza en el momento actual. En primer lugar, retoman iniciativa los fondos buitres y los grandes fondos internacionales de inversión, así como la burguesía local, que también considera que ha llegado su momento. El caso más emblemático es el de Techint, que en el reparto logró una de las perlas más codiciadas, YPF, la empresa más importante del país, que explota el rubro estratégico del petróleo, Vaca Muerta, los gasoductos, además del potencial marítimo frente a las costas marplatenses.
El otro elemento esencial de estos días es el viaje del presidente electo a Estados Unidos, ratificando lo manifestado en cuanto a que su prioridad estratégica en materia internacional es la relación con la gran potencia del norte. En tal sentido vale recordar las declaraciones de la generala Laura Richardson, jefa del Comando Sur, en cuanto a que el interés más importante de su país son los recursos naturales, fundamentalmente los mineros como el litio y los petroleros.

Las razones del voto
Otra cuestión, relacionada con el discurso político, está dada en la búsqueda por parte de la alianza triunfadora de legitimarse con el argumento de que «la ciudadanía me votó para hacer el ajuste, aunque sea doloroso», según expresó Milei. En tal sentido, resulta bastante claro que la inclinación del votante estuvo relacionada con una crítica negativa al gobierno de Macri, por lo cual su sector fue derrotado en 2019 y nuevamente en los recientes comicios, y algunas cuestiones económicas del Gobierno actual, particularmente el tema de la inflación.
Sin embargo, resulta ilógico pensar que en una situación económica tan severa como la actual, el ciudadano común se allane pasivamente a perder salarios o ingresos tal como inevitablemente ocurrirá si se aplica la fuerte devaluación prevista, con el consecuente traslado a los precios. En ese contexto, los grandes formadores de precios no perdieron tiempo y se lanzaron prematuramente a una brutal remarcación, que en muchos casos oscila en el 50%, sin importarles el impacto en la vida de la ciudadanía.
También se debe considerar que once millones y medio de ciudadanos sufragaron apoyando un proyecto opuesto. Se infiere por lo tanto que tampoco serán permeables a un ajuste extremo. En suma, unos y otros, quienes apoyaron o se opusieron al nuevo Gobierno, tienen expectativas de mejora de la vida y no de su empeoramiento.
El triunfo electoral de La Libertad Avanza le otorga un plafón de expectativas en su tiempo inicial. Sin embargo, se abre un interrogante sobre la conducta social, política y cultural de los y las afectadas por el gran ajuste previsto. Mientras tanto, la militancia social y política partidaria de idearios progresistas y de justicia social inició un debate para desentrañar las razones de la derrota electoral y del deslizamiento de una parte del pueblo hacia posturas de derecha.
Una vez más, en una situación con rasgos inéditos, se reabre la disputa entre dos proyectos de país. 

Dejar un comentario

Tenés que estar identificado para dejar un comentario.