Economía | GRUPOS ECONÓMICOS NACIONALES

Afortunados

Un puñado de las mayores corporaciones empresarias del país quintuplicaron sus ganancias tras la salida de la pandemia y con la guerra en Ucrania.

Grandes fortunas. Dieciseis grupos empresarios superan los 30 mil millones de dólares, entre ellos Rocca, Coto, Blaquier y Pagani.

TÉLAM/NA

La suma de las fortunas de los patrimonios comerciales de los 16 grupos empresarios más opulentos del país superan los 30.000 millones de dólares, de acuerdo con el informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). La situación se profundiza por el alto grado de concentración de los principales grupos empresarios y el entramado de divisiones offshore para eludir el pago de impuestos, revela también en el informe. 
El documento analiza el comportamiento societario y los patrimonios de los 16 principales grupos económicos. «La valuación de los patrimonios comerciales se realizó considerando su evolución desde 2008 a la actualidad, poniendo particular énfasis en tres momentos: febrero 2020 (por ser el mes inmediato anterior al inicio de la pandemia), febrero de 2021 (un año más tarde) y enero de 2022 (período de cierre)». Los patrimonios valorizados arrojaron un total de 29.966 millones de dólares a febrero de 2020. Al año siguiente, este monto se elevó a 32.005 millones, lo que implicó un incremento del 6,3%. En enero de este año, a la par de la inflación, las fortunas de este selecto grupo de firmas escalaron un 22,4%.
El ranking lo encabezan Carlos Blaquier (Ledesma), cuya fortuna pasó en dos años de 120,4 millones de dólares a 234,1 millones; seguido por Federico Braun (La Anónima), que pasó de 410,8 millones a 416,8 millones; Nicolás Caputo, de 78,1 millones a 211,1 millones; los herederos de Noble y Héctor Magnetto (Grupo Clarín), de 386,7 millones a 450,2 millones; Javier Madanes Quintanilla (Aluar), de 600,4 millones a 650,9 millones; Rubén Cherñajovsky (Newsan), de 2.002 millones a 2.586,2 millones; Luis Pagani (Arcor), de 4.995,9 millones a 5.719,1 millones y Paolo Rocca (Techint), de 12.209 millones a 16.632 millones de dólares.
La evolución de las curvas de cotizaciones confirma que el patrimonio comercial redujo su valor en los primeros meses de pandemia, pero con una rápida recuperación, que ya al año mostraba que 8 de los 16 casos relevados habían superado el umbral prepandemia. Solo tres se ubicaron por debajo. Y dos se mantuvieron iguales.

Al exterior
La importante concentración económica en un puñado de empresas genera otro problema: la fuga de capitales a guaridas fiscales. Uno de los inconvenientes principales para reconocer el tamaño exacto de las fortunas de las familias más ricas del país consiste en la complejidad de las estructuras que arman los estudios contables y jurídicos para intentar eludir impuestos y direccionar sus ganancias a jurisdicciones de baja o nula tributación. En 13 de los 16 casos, los investigadores de CEPA identificaron formación de activos externos en el período 2015-2019.
Dos de esos casos corresponden a personas humanas (Belocopitt y los herederos de Brito). Mientras que el resto se refiere a empresas del entramado de sus titulares (Galicia Valores, IATEC, Pan American Sur, Newsan, Transportadora de Gas del Norte, Aluar, Telecom Argentina, Arcor, Bagley Argentina, Telecentro, Siderar, Tecpetrol y Pluspetrol). «En 10 de los 16 casos también se identificaron fuga de capitales en 2011. Ellos fueron las familias Belocopitt, Blaquier, Braun, herederos de Brito, Bulgheroni, Caputo, Cavazzani, Cherñajovsky, herederos de Noble y Magnetto y Edith Rodríguez. Entre todos sumaron 230 millones de dólares de formación de activos externos», señala el informe del equipo económico del CEPA.
El documento detalla además que al menos 6 casos tuvieron participación en el blanqueo de capitales de 2016: «Ellas fueron las familias Braun, Bulgheroni, Caputo, Coto, Madanes Quintanilla y Rocca. Estos casos en total suman el equivalente a 18.657,1 millones de pesos». El uso de offshores le valió a 11 grupos figurar en los Panamá Papers y otras filtraciones de información. En ese entramado quedaron expuestos Belocopitt, Blaquier, Bulgheroni, Caputo, Coto, Eurnekian, Madanes Quintanilla, herederos de Noble y Magnetto, Pagani, Rocca y Edith Rodríguez. 


Cristian Carrillo