Economía | CONSUMO

Desaceleración del gran motor

Alta inflación, elevadas tasas de interés y abuso de posicion dominante de las empresas explican la caída de las ventas de productos de primera necesidad.

Grandes cadenas y supermercados. Responsables del 37% de las ventas de productos de consumo masivo, mostraron una caída interanual.

Foto: Juan Jose García

La pérdida de poder adquisitivo de los ingresos de los hogares, la suba de tasas de interés que se aceleró al ritmo de la inflación y la desaceleración de la actividad comienza a reflejarse en una caída del consumo interno. Las ventas de productos de primera necesidad, tanto en grandes superficies como autoservicios y comercios de proximidad, enlazan más de un semestre de retrocesos. Lo mismo sucede con la venta de electrodomésticos, que habían tenido como destino el ahorro; aunque en las últimas semanas los fabricantes advierten una leve mejora en la comercialización, producto de la aplicación del programa de crédito a tasa subsidiada Ahora 30.
Varios factores confluyeron para una desaceleración del consumo, el principal motor del crecimiento económico del país. Por un lado, la espiralización de la inflación hacen insuficientes las revisiones salariales, con lo cual un primer factor es el menor poder de compra de las familias. La segunda, derivada del mismo problema inflacionario, es la política de incremento de tasas de interés que aplica el Banco Central para desacelerar la suba de precios. A esto se suman los abusos de posición dominante de empresas que fabrican productos de primera necesidad, que incrementaron los precios injustificadamente en los últimos meses.
Distintas mediciones, tanto oficiales como de consultoras privadas, dan cuenta de la caída del consumo. De acuerdo con la medición realizada por la consultora Scentia, «el consumo en grandes cadenas y autoservicios se redujo un 4,5% en octubre», la segunda caída consecutiva en el año, luego de que en septiembre registrara una caída del 0,8%. 

Distintos canales
El comportamiento en los distintos canales fue bastante diferente. Las ventas de productos de consumo masivo en grandes cadenas y supermercados cayeron nuevamente en la comparación interanual, de acuerdo con la medición realizada sobre 294 categorías de consumo masivo, en 2.800 locales de grandes cadenas de supermercados y 800 autoservicios de todas las regiones del país. Las cadenas de supermercados son responsables del 37% del consumo masivo. Mientras que en los comercios de cercanía las ventas vienen cayendo ininterrumpidamente desde marzo de este año y de acuerdo con la consultora, se contrajeron 9,8%. La diferencia en el consumo por canales se explica por la disparidad de precios, producto de la desigual velocidad inflacionaria, las bases de comparación o una capacidad de compra cada vez más afectada, entre otros. De hecho, las ventas en las grandes cadenas continuaron en octubre siendo positivas en 1,7%, aunque desacelerándose.
Las ventas en supermercados y autoservicios de cercanía que releva otra consultora privada, Radar Scanntech, registraron para el mismo octubre un retroceso del 11%. Este relevamiento se enfoca en la venta en almacenes de barrio, supermercados minoristas y pequeñas cadenas del interior del país, que experimentaron diez meses consecutivos de caída en sus ventas. Se redujo el consumo en octubre un 11,1% interanual y un 3,5% en lo que va del año. 
En la medición por rubros masivos, se observan caídas durante octubre en el consumo de alimentación (-2,9%), desayuno y merienda (-3,7%), perecederos (-2,7%), limpieza (-11,2%), higiene (-4,7%), bebidas alcohólicas (-9,7%), bebidas sin alcohol (-6.5%); y solo subió «impulsivos» (4,8%). En el comparativo interanual los precios subieron un 87,6%, en línea con el promedio del 88% que fijó el INDEC para todos los segmentos de la economía.
El informe de la consultora Radar permite observar que fue la región metropolitana (AMBA), es decir Capital y Gran Buenas Aires, la que morigeró la pérdida de consumo. Mientras que en el interior del país cayó un 6,6%, en AMBA bajó un 1,3%, siempre comparando cifras de octubre de 2021. La caída se explica también en que la asistencia a autoservicios en octubre tuvo una mayor frecuencia de visita, en torno del 6,5%, pero con una transacción promedio menor. 
Por su parte, los fabricantes de electrodomésticos aseguran que las ventas de productos repuntaron en octubre último, luego de dos meses de caída. El cambio de tendencia se explica por la puesta en marcha del plan Ahora 30. «Octubre fue un mes en el que repuntaron las ventas, tras dos meses de caída. Todos los productos fabricados en Tierra del Fuego repuntaron, pero especialmente acondicionadores de aire y televisores», explicaron desde la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica, aunque todavía no cuentan con cifras definitivas.


Cristian Carrillo

Dejar un comentario

Tenés que estar identificado para dejar un comentario.