Economía | AHORA 30

Estímulo a la demanda

El programa promocional se pone en marcha para impulsar el consumo, incentivar las ventas de determinados sectores y establece además un congelamiento de precios.

Herramienta útil. El programa tiene entre sus objetivos potenciar la actualización tecnológica.

Foto: NA

Con el objetivo de estimular la alicaída demanda interna, producto de la pérdida de poder adquisitivo de los salarios y la escalada en la tasa de interés, el Gobierno lanzó un ambicioso plan de créditos en cuotas para artículos de línea blanca y electrónica. El programa contempla 30 cuotas fijas mensuales para comprar productos seleccionados de fabricación nacional de hasta 200.000 pesos. Se podrá acceder todos los días en locales de electrodomésticos y grandes supermercados adheridos de todo el país, que exhiban la señalética de Ahora 30. El programa regirá hasta el 22 de diciembre o cuando las operaciones en conjunto superen los 100.000 millones de pesos, aunque se podría prorrogar hasta el 19 de enero. La tasa de financiamiento será del 48%. Para los jubilados el plan de pago se extenderá un año más, llegará a 42 cuotas. 
Los últimos datos de consumo de diversos rubros configuran un sombrío panorama. Los datos de agosto y septiembre, junto con la contracción en supermercados y comercios mayoristas, evidencian disminuciones en las ventas en electrodomésticos y en autos, además de una notable retracción en la comercialización de combustible. Mientras que la industria electrónica registró en agosto un desplome en la producción del 20,6% en su comparación interanual.
En el segundo trimestre de 2022, los grupos de artículos cuyas ventas tuvieron los mayores aumentos en valores corrientes fueron: Equipos de aire acondicionado y climatizadores, con 4.806,1 millones de pesos y una variación de 128,9% respecto a igual trimestre de 2021; Lavarropas, secarropas y lavavajillas, con 10.714,7 millones de pesos y una variación porcentual interanual de 105,1%; y Otros electrodomésticos y artículos para el hogar, con 7.420,2 millones de pesos y una variación porcentual interanual de 94,6%. Sin embargo, todos evidenciaron una desaceleración a partir de julio-agosto. 
La norma recoge el pedido que los fabricantes de productos electrónicos de Tierra del Fuego hicieron al Gobierno para que se lance este programa promocional. «Resulta oportuno atender dicha demanda en tanto el programa constituye una herramienta útil que impulsará el consumo e incentivará las ventas de dichos sectores», indica la resolución. Se espera que con el paso de los días la oferta de productos en el Ahora 30 se vaya ampliando, como así también los comercios adheridos. El programa incluye además, el congelamiento de precios por 90 días de productos como heladeras, lavarropas, celulares, televisores y equipos de aire acondicionado de bajo consumo, todos de producción nacional. Si bien el límite del valor de venta de los productos será de 200.000 pesos, con un tope máximo de precio cupón, si se incluyen los intereses, el monto total del crédito asciende a 400.000 pesos. 

Normativa
El objetivo es, además, potenciar la actualización tecnológica. Por ejemplo, se podrá financiar la compra de aires acondicionados con tecnología «invertir», lavarropas y heladeras con alta calificación de eficiencia energética, televisores de 50 o más pulgadas con resolución 4K y celulares 4G de gama baja y media. Todos de producción nacional. Los artículos incluidos en el programa contarán con una señalética para identificarlos en los locales y en las páginas de venta online. En cambio, el tope de precio excluirá a la mayoría de los televisores de más de 58 pulgadas, al igual que los celulares de alta gama.
La tasa de financiamiento será del 48%, casi la mitad de la actual en el sistema financiero para el pago de resúmenes de tarjetas de crédito, que llega al 83% de Tasa Efectiva Anual (TEA). Del programa no solo participan las grandes cadenas de electrodomésticos sino también pequeños y medianos comercios con sede física. Las empresas participantes serán sancionadas si no cuentan con la señalética en al menos el 80% de los productos acordados.
El ministro de Economía, Sergio Massa, aseguró que el programa no tendrá impacto en las cuentas públicas, dado que el diferencial de tasa de interés no lo subsidiará el Estado. El programa se financiará mediante una reducción de los encajes no remunerados que conservan los bancos comerciales en el Banco Central, con lo cual no tiene un impacto fiscal directo. Sin embargo, especialistas advierten que estimular este tipo de consumo de productos con alto contenido importado tiene impacto sobre la demanda de divisas y, en última instancia, sobre las reservas del Central. En cuanto al límite de financiación de las tarjetas de crédito, lo pone cada banco en función de la capacidad crediticia del cliente, que surge de sus ingresos y su patrimonio. La secretaría de Comercio, que conduce Matías Tombolini estableció que las emisoras de tarjetas de crédito deberán habilitar un código especial de identificación para que utilicen los comercios en las ventas realizadas en el marco del nuevo plan. Desde el momento en que un comercio es incorporado al listado, los emisores tienen 48 horas hábiles para habilitarlo a operar con el plan.


Cristian Carrillo