Economía | IMPUESTOS Y SERVICIOS PORTEÑOS

Sube, sube

El Presupuesto que plantea el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta para 2022 impone fuertes alzas en tributos. También se incrementan las tarifas de servicios locales.

Autopistas. Comienza el año con un incremento del 45% en los peajes de los accesos a la Ciudad.

NA

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó la ley de Presupuesto para el año próximo apenas unos días después de las elecciones legislativas, formalidad que venía posponiendo desde septiembre pasado. En ese rumbo, la ley de leyes fue tratada en la última sesión ordinaria del año (9 de diciembre) con la composición preasunción de los 30 nuevos legisladores para el período 2021-2025. Como era previsible, el Presupuesto 2022 de Larreta fue aprobado sin problemas: contó con 38 votos a favor y 20 en contra. Mientras que la oposición denunció un «ajuste» en áreas sociales.
Si bien el Presupuesto respeta, como referencia, las pautas macroeconómicas que establece la ley de leyes nacional, subirá impuestos, como el de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) y patente del automotor, que continuarán ajustándose por el nivel de precios domésticos, y mantendrá el Impuesto a los Sellos para las compras con tarjetas de crédito que el Gobierno porteño estableció en 2020, para compensar la quita de los fondos de coparticipación que dispuso el Gobierno nacional, revirtiendo un aumento dispuesto por la gestión macrista en beneficio del distrito más rico del país. Desde la gestión de Rodríguez Larreta argumentan que «la no resolución del conflicto por la quita de la coparticipación implica que la Ciudad continuará con un Presupuesto de contingencia», quita que en 2022 rondará los 120.000 millones de pesos, el 13% de los recursos totales.
En cuanto a los impuestos que reflejan la actividad económica en la Ciudad, el Impuesto sobre los Ingresos Brutos es el tributo que mayor participación registra en la composición total de los recursos tributarios con el 67,4%, mientras que el Impuesto a los Sellos refleja el 7,7% del total. A su vez, el Impuesto Inmobiliario/ABL –que se actualizará por inflación–, representa el 6,7% del total de los Ingresos Tributarios para 2022. Por el lado de las Patentes –actualizado sobre la base del valor del automóvil en el mercado–, se lleva un 4,6% del total de los Ingresos Tributarios.
En lo que se refiere a «gastos», si bien el Presupuesto no prevé obras de infraestructura de envergadura –por el recorte de coparticipación, argumentan desde la gestión–, para el ítem inversión en obra pública y mantenimiento del espacio público, la previsión es del 14%. «Se destacan: ampliación y modernización de la red de subtes, nuevas obras y refacciones en escuelas, adquisición de equipamiento policial, nuevas obras y refacciones en comisarías, obras en hospitales, barrios vulnerables y el Metrobús del Bajo, entre otras», detalla el proyecto de Presupuesto. Mientras que el mayor gasto previsto para el próximo año será para Educación. Se destinará el 19,5%, casi un punto más que en 2021, sin embargo, en Infraestructura Escolar (ampliaciones y readecuaciones), no se explicita el detalle de construcción de nuevas escuelas. Se mantiene el gasto y la inversión en Seguridad, con 15,9% del total. El Presupuesto no será definitivo, explicaron desde el Gobierno. «La falta de resolución del conflicto –por la coparticipación– vuelve a obligar a la Ciudad a presentar un Presupuesto de contingencia para el 2022, tal como sucedió este año, situación que afecta la prestación de los servicios que la Ciudad brinda a quienes viven en ella y a los que la transitan día a día», señala.
Si bien los incrementos en los servicios de la Ciudad no se determinan a través del Presupuesto, el Gobierno de Larreta –como cada fin de año— publicó en el Boletín Oficial la convocatoria a audiencias públicas para diciembre con el objetivo de aplicar subas a partir de enero de 2022. Los ciudadanos porteños y quienes la transitan a diario, deberán acomodar sus recursos a aumentos del 30% en la tarifa de taxis –ya desde diciembre y el tercero en el año—, a la suba del 45% en los peajes de las autopistas de la Ciudad (Illia, 25 de Mayo, Perito Moreno, Alberti y el Paseo del Bajo), del 50% en el estacionamiento medido (pasa de 30 a 45 pesos) y del 51% en el costo de la Verificación Técnica Vehicular (VTV), que aumentará de 2.665 a 4.023,33 pesos. Desde las asociaciones de consumidores –que prometieron llevar a las audiencias públicas la voz de los sectores perjudicados– calificaron los incrementos como «una contradicción muy fuerte que quienes enunciaron en su plataforma política y discurso preelectoral que pretenden una baja de los impuestos, en sus jurisdicciones aumenten las tasas municipales y de los peajes, que tienen que ver con los usuarios de la Ciudad».


Cristian Carrillo