Economía | FERROCARRILES

Voy en tren, no en avión

Tras varias décadas en manos privadas, el transporte de carga se revitaliza con inversiones estatales y un nuevo sistema logístico intermodal. 

Trenes Argentinos Cargas. En los primeros tres trimestres de 2022, alcanzó el mejor registro de los últimos 30 años.

Foto: Flor Guzzetti

Durante un encuentro organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hace unos años en Washington, del cual participaron las principales economías de la región, se analizó el desempeño del sistema ferroviario. La conclusión a la que arribaron fue clara: las privatizaciones llevadas a cabo en buena parte de la década del 90, bajo un modelo regulatorio vertical, en el cual la empresa concesionaria es responsable de realizar el mantenimiento de la infraestructura y la operación del servicio de transporte, no se desarrolló tal como se esperaba. Tras varias décadas de vigencia de las concesiones, el modelo regulatorio presenta varios desafíos, mientras que, a nivel nacional, hoy, las principales inversiones las está encarando el Estado argentino. 
El elevado requerimiento de capital es el principal desafío que debe enfrentar el sector ferroviario, especialmente en un escenario de restricción económica del que adolecen varios países de la región, entre ellos Argentina. «Para recuperar los trenes se requiere una estrategia pensada, a no menos, de 15 años. Esa tarea implica sustituir importaciones, recrear los talleres ferroviarios, impulsar el desarrollo de las pymes y generar empleo nacional», afirmó el secretario general de la Unión Ferroviaria (UF) y de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Sergio Sasia, en un encuentro organizado por el Observatorio IPA y convocado por la CGE, que se realizó en la sede de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (APSEE), con participación de sindicalistas, funcionarios y dirigentes pymes. «También hay que poner en valor a la industria nacional ferroviaria y producir en el país, como en el caso de las ruedas de los trenes, que hoy se importan de Brasil o desde China», puntualizó Sasia al ser consultado por este medio. 
En ese rumbo, la CATT coordinó la construcción de una agenda programática con objetivos a corto, mediano y largo plazo, con la mirada puesta en un Proyecto de Ley Federal de Transporte, donde se propone articular todos los modos inteligentemente, para optimizar la logística en función de abaratar los costos, aportar al desarrollo de las economías regionales, tener un Sistema de Transporte más seguro y menos contaminante.

Varios caminos, un único destino
Durante los cuatro años del macrismo se eliminaron 12 ramales ferroviarios. Un total de 104 comunidades de todo el país fueron afectadas. Con el cambio de gobierno se inició una recuperación del servicio ferroviario, en un trabajo que contó con el respaldo de empresas y gremios. «Contamos con el apoyo del Gobierno nacional a través de los ministerios con competencia en la materia, del aporte de diversas cámaras del sector, gobernadores, legisladores/as nacionales y provinciales, e instituciones académicas», señalaron desde el CATT. La apuesta es avanzar hacia un sistema de transporte intermodal, con lo cual el país va a poder transportar más unidades de carga, utilizando la interacción directa entre los diversos modos, es decir, conjugando el transporte terrestre, ferroviario, marítimo, fluvial y aéreo. Se trata de un sistema a partir del cual se puede organizar y desarrollar una red logística integrada para el transporte a granel y/o paletizado de grandes volúmenes de cargas. 
El transporte intermodal es una alternativa económica para mover mercaderías sobre grandes extensiones, como sucede en países como Estados Unidos, Australia o incluso Europa. De acuerdo con estudios de la CATT, el tren es rentable para recorridos mayores de 500 kilómetros, así como el camión lo es hasta esa distancia y con cargas de hasta las 45 toneladas y el modo marítimo es óptimo para trayectos más extensos. Con el objetivo de seguir avanzando en el Plan de Modernización del Transporte que el Gobierno está desarrollando en todo el país, en los últimos meses el Ministerio de Transporte nacional realizó llamados a licitaciones públicas nacionales. Estos incluyen obras ferroviarias, repuestos para material rodante y maquinaria, la refacción y mejoramiento de estaciones. 

Logística 
En 2022, el Ministerio de Transporte, a través de Trenes Argentinos Cargas (TAC), alcanzó el mejor registro de tonelaje de los últimos 30 años, con 5.557.034 toneladas despachadas en los primeros tres trimestres del año. Esta cifra supera en un 6% al mismo período de 2021 y en un 69% en comparación con 2019. En este sentido, TAC mantuvo en los últimos meses un promedio que supera las 800.000 toneladas transportadas; lo que es en «sí un récord permanente», informaron desde la cartera de Transporte. Esa mejora estuvo impulsada por la reactivación del paso internacional Posadas (Misiones) – Encarnación (Paraguay) que generará nuevos flujos de carga; y la llegada a TAC de 75 de los 90 contenedores, para abastecer la demanda de productos agrícolas, todos diseñados y fabricados por la industria nacional. Los ejes trabajados por TAC pretenden ordenar la logística y facilitar la llegada del ferrocarril a cada vez más economías regionales potenciando el multimodalismo a través de la incorporación de puntos de carga directa y la habilitación de nodos logísticos. En este sentido, TAC se enfoca en seguir trabajando junto a productores y empresas privadas en la construcción de más accesos ferroviarios a plantas productivas, que asegura la carga a menor costo logístico y ahorro de tiempo de traslado.


Cristian Carrillo

Dejar un comentario

Tenés que estar identificado para dejar un comentario.