Señales

Condena para un juez

El exjuez tucumano Manlio Martínez fue condenado a 16 años de prisión por su actuación durante la última dictadura cívico-militar. El Tribunal Oral Federal de Tucumán lo consideró culpable de los delitos de asociación ilícita, abuso de autoridad, incumplimiento de deberes de funcionario público, prevaricato, encubrimiento del asesinato de 5 militantes populares y privación ilegítima de la libertad de otra persona en mayo de 1976. Con este fallo, Martínez se convirtió en el primer exmagistrado que resulta condenado por haber cometido delitos de lesa humanidad en el ejercicio de sus funciones. «Actué dentro de la ley, hice lo que pude y lo que me dejaban», se justificó Martínez, quien se desempeñó como juez hasta 1984. Bernardo Lobo Bugeau, querellante en la causa, sostuvo que esta «es una sentencia de máxima importancia sobre todo por el rol que cumplieron las instituciones civiles durante la última dictadura militar».