Sociedad | VIOLENCIA SEXUAL

«No son monstruos»

«Son varones socializados en esta sociedad», dijo la ministra de Géneros y Diversidad sobre los acusados de violar en grupo a una joven. Un caso testigo.

TÉLAM

«Socializados en esta sociedad»: así se refirió la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, a los seis jóvenes detenidos in fraganti el lunes por la tarde mientras abusaban de una mujer de 20 años de edad dentro de un auto estacionado en una calle del barrio porteño de Palermo.
En declaraciones a la TV Pública, la funcionaria indicó que los hombres detenidos «no son monstruos», al tiempo que calificó como «clave» la implementación de la ley de Educación Sexual Integral (ESI).
«No se trata ni de hechos aislados, ni de hechos que estén vinculados con personas, varones, con algún problema en particular», sostuvo la ministra, y agregó que «así como nosotras aprendemos a cuidarnos y a saber cuáles son los riesgos, los varones también aprenden ciertas prácticas: la práctica de que nuestros cuerpos, nuestra vida, no tienen valor».
Gómez Alcorta habló de la existencia de una «lógica corporativa» entre los varones, «donde quizás algún varón puede sentir que está mal, pero tiene costo decirlo y salirse de lo corporativo, de la cofradía: ese es el modo en que se socializa».
Respecto del trabajo y los avances en materia de políticas de género llevadas adelante desde el Gobierno nacional, sostuvo que «una sociedad marcada por esta matriz no se cambia en dos años. Necesitamos más Ley Micaela, más presupuesto, que todos los Gobiernos locales creen áreas de género y desaprender siglos de violencias», aseguró.
En tanto, según fuentes policiales, por estas horas los seis detenidos por la violación grupal permanecen alojados en comisarías de la Policía de la Ciudad aguardando ser citados a indagatoria y de ese modo responder por el delito de abuso sexual agravado.
La víctima, luego de ser asistida en la tarde de ayer en el Hospital Rivadavia, ya se encuentra con su familia. Sus familiares y amigos, junto con vecinos y organizaciones de derechos humanos, marcharon en la localidad de Munro, partido bonaerense de Vicente López, para pedir justicia. Durante la movilización calificaron a esta situación como «pandémica», a la vez que exigieron la implementación de la ESI en todas las instituciones educativas.

Epidemia de violencia
El hecho ocurrió en la tarde del lunes 28 de febrero, en la calle Serrano al 1300, CABA, dentro de un Volskwagen Gol. Una comerciante y su marido advirtieron la situación y llamaron al 911. Efectivos de la comisaría 14a de la Policía de la Ciudad asistieron a la víctima, que se encontraba golpeada y en estado de shock.
«No escuché gritos, la chica no gritaba, no tenía ni fuerzas para gritar», relató la comerciante, y agregó que cuando con su marido advirtieron el hecho y salieron al socorro de la chica, «los jóvenes empezaron a insultarnos y nos quisieron agredir. También le pegaron a un vecino que con un teléfono celular quiso registrar lo que estaba pasando, para que exista una prueba de lo que habíamos visto. A ese vecino lo dejaron ensangrentado, tirado en el piso», sostuvo. 
En las últimas horas, dos de los imputados, que concurren a la Universidad Nacional de San Martín, fueron suspendidos temporalmente por la casa de altos estudios y se les inició un sumario administrativo. «En nombre de toda la comunidad de la UNSAM repudiamos enérgicamente el accionar de este grupo de personas», indicaron mediante un comunicado.
«El sumario que se les inicia a los estudiantes puede derivar en una suspensión mayor o en su expulsión», agrega el comunicado, que también detalla que la universidad cuenta con un protocolo para casos de violencia de género y una «vasta producción e investigación académica en materia de género que aporta e invita a la reflexión sobre las estructuras patriarcales que nos constituyen como sociedad y sostienen los mandatos de masculinidad y complicidad machista».


María Carolina Stegman