Delivery global

Para las nuevas corporaciones 2.0, la materia es un estorbo; especialmente para aquellas que no solo ofrecen películas, música o servicios que pueden transferirse en bits. Amazon, un gigante dedicado a satisfacer todos los caprichos de sus clientes sin necesidad de que se muevan de su sillón, ha decidido eliminar el obstáculo innovando sin parar e, incluso, compitiendo con empresas de logística y transporte tradicionales. Gracias a Prime Now, una aplicación paga disponible para algunas áreas de los Estados Unidos, promete entregar cualquier producto de los miles de su listado en menos de dos horas o, incluso, en solo una a quien pague por ello. La empresa (que comenzó vendiendo libros por Internet), lanzó Amazon Flex, un servicio similar a Uber pero que en vez de personas transporta los encargos y, al igual que éste, ofrece pagos puntuales por hora de trabajo. No es todo: desde 2013 viene desarrollando Prime Air, un servicio de drones que se encarga de la entrega a domicilio.