Un perito de la tragedia de Once se retractó

Juan Alfredo Brito, uno de los peritos que investigó la tragedia de Once, en la que murieron 51 personas en febrero de 2012, presentó un escrito en el que se contradijo a sí mismo y sostuvo que no se podía asegurar la capacidad de frenado que sí confirmó en su anterior informe. La conclusión de Brito fue una base que tomó el juez Claudio Bonadío para sustentar las imputaciones en la causa inicial y también la utilizaron después los jueces del Tribunal Oral para fundamentar las condenas en el llamado juicio Once I. Ahora, se está realizando Once II, con el exministro Julio De Vido como principal acusado. En principio, el debate de este jueves giró alrededor del carácter de las conclusiones presentadas por Brito respecto de los frenos. El perito admitió que no las había planteado en la junta de peritos, sino que fue un trabajo autónomo, por fuera del coloquio entre los especialistas. Los juristas dicen que eso es nulo, ya que cualquier experto puede tener una disidencia, pero la tiene que plantear inicialmente dentro de la junta y luego está en condiciones de presentar sus conclusiones en disidencia con la mayoría.